Actividad física en la naturaleza: senderismo

v

La salud física puede lograrse, mejorarse y mantenerse mediante diferentes tipos de ejercicios o diferentes actividades físicas. Cada uno tiene sus propias preferencias, pero a pesar de eso, hay algunas que realmente funcionan para todos. Un ejemplo de esto es el senderismo. Útil para diferentes factores físicos y mentales, puede ser practicada por adultos y adolescentes, puede hacerse con diferentes niveles de compromiso y duración para que sea apropiada a las capacidades y el deseo y la determinación de cada uno.

Veamos a continuación algunos de los beneficios que aporta esta actividad y por qué puede ser una solución ganadora para los amantes del movimiento.

Los 10 principales beneficios del senderismo

Hay muchas actividades que aportan muchos beneficios a nuestros cuerpos y mentes, pero pocas tienen las ventajas del senderismo. Aquí están algunas de las razones por las que podría convertirse en tu nuevo entrenamiento favorito.

  • Te ayuda a ponerte en forma: ¿Buscando una forma de mantenerse activo que no implique ir al gimnasio todo el tiempo? El excursionismo puede ser justo lo que necesitas. Ya sea que estés caminando por unas colinas bastante empinadas o bajando por un sendero de montaña, estarás quemando calorías no deseadas sin darte cuenta. En general, una caminata prolongada de dos o tres horas es un ejercicio que puede ayudarte a sentirte más en forma.
  • Es un entrenamiento personalizado: Cada vez que vayas de excursión, puedes elegir tu nivel de dificultad, desde principiante a avanzado. Puedes decidir la distancia que vas a recorrer y el ritmo al que vas a caminar. Es esencialmente tu caminata, juegas con tus propias reglas. Esto lo convierte en una gran actividad física, incluso para los principiantes.
  • Reduce la presión sanguínea: Caminar es una forma fantástica de reducir la presión arterial y los niveles de colesterol. Más aún, el esfuerzo generado por una actividad intensa como una caminata prolongada podrá mantener el corazón sano y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. También mejora los niveles de azúcar en la sangre, lo que ayuda a controlar y prevenir la diabetes.
  • Desarrolla los músculos: El senderismo involucra a todos los grupos de músculos, pero es especialmente útil para aumentar la fuerza de los miembros inferiores. Caminar de forma constante y en las pendientes de entrenamiento puede dar forma a tus glúteos, cuádriceps y tendones de la corva.
  • Fortalece tu núcleo: Todos los que caminan en terreno irregular requieren que constantemente se ocupe el área central de su cuerpo, lo que indirectamente implica trabajar sus músculos abdominales.
  • Mantener la densidad ósea: A medida que envejecemos, nuestra densidad ósea puede disminuir significativamente, especialmente en las mujeres después de la menopausia. Para ayudar a mantener los huesos sanos, es esencial obtener suficiente calcio y vitamina D en la dieta y el ejercicio. Caminar definitivamente ayuda con los dos últimos puntos mencionados, ya que caminar expuesto a la luz del sol también permite a nuestros cuerpos sintetizar la vitamina D. Resulta ser un ejercicio beneficioso también desde este punto de vista.
  • Unión con la naturaleza: ¿Eres una de esas personas que siempre trabajan sentadas en el interior, en la oficina? Caminar en espacios abiertos te permite desconectarte del mundo por un momento y tomarte un descanso de tu rutina. Te saca de la casa, permitiéndote reconectarte contigo mismo y con la naturaleza.
  • Aumenta tu actividad cerebral: Un paseo por las montañas no sólo es bueno para mantener la salud de tu cuerpo, sino también para tu cerebro. Los estudios muestran que las personas que pasan más tiempo en la naturaleza son mucho más creativas y listas para tomar decisiones. Esto se debe a que el estar en la naturaleza aumenta la capacidad de atención y concentración. Los investigadores de la Universidad de Stanford también han descubierto que caminar te hace más creativo que estar sentado.
  • Menos estrés: Varios estudios relacionados con la actividad física indican que el movimiento es útil para reducir el estrés mental y la ansiedad, que a menudo se acumulan durante nuestros días. La naturaleza es también un excelente aliado para lograr estos resultados, por lo que es fácil ver cómo una combinación de actividad física y el entorno natural puede ser extremadamente beneficiosa para nuestro estado de ánimo y para relajar nuestras mentes.
  • Te ayuda a socializar: El deporte generalmente tiene una gran capacidad de agregación y permite conocer nuevas personas y desarrollar nuevas relaciones sociales. Una excursión o un viaje organizado en las montañas o al aire libre crea nuevos encuentros y sobre todo grandes posibilidades de conocimiento durante la actividad misma, siendo de larga duración y fácil de realizar en grupo. Además, moverse en compañía puede ser más motivador a largo plazo y esto le permite beneficiarse constantemente de las mejoras físicas inducidas por dicha actividad.

Por lo general, durante las actividades de trekking, es útil contar con estrategias que le permitan tener una experiencia libre de contratiempos. Podríamos encapsular los mejores consejos para los principiantes en la siguiente lista:

  • La comodidad primero: usar ropa cómoda que te permita moverte fácilmente y zapatos adecuados que protejan tus tobillos es definitivamente parte de las prioridades;
  • Manténgase hidratado: es importante beber mucha agua durante las caminatas, así como durante la clásica e intensa actividad física. No te olvides de llevar tu botella de agua contigo todo el tiempo;
  • Alimentos fáciles de llevar: nueces, frutos secos o barras, para comer cuando sea necesario para reponer su energía;
  • Trae sólo lo que necesites: si tienes una mochila contigo, asegúrate de que sea liviana y no sobrecarges tu bolsa con artículos innecesarios. Te cansará más y hará que tu actividad sea más estresante;
  • Por último, pero no menos importante, la seguridad: recuerde, el senderismo debe ser un momento de diversión, así que actúe con seguridad. Prepare una ruta adecuada a sus capacidades físicas actuales y compruebe las condiciones meteorológicas antes de aventurarse en entornos naturales.

Una oportunidad de respirar aire fresco, un entrenamiento de cuerpo entero y una mejora en el estado de ánimo y el estrés al mismo tiempo, no hay mucho mejor que el senderismo cuando se trata de un ejercicio beneficioso.

Escoge un buen día de clima, agarra tus botas de senderismo y disfruta de tu tiempo!